La espiral del silencio

 Todos los que contamos con un pequeño bagaje intelectual sobre la formación de la opinión publica conocemos la famosa teoría, propuesta por la alemana Noelle-Neumann de la espiral del silencio. Esta teoría político-comunicativa declara que es menos probable que un individuo dé su opinión sobre un determinado tema entre un grupo si siente que es parte de la minoría, por miedo a la represión o aislamiento por parte de la mayoría. La opinión española sobre la ocupación de sus tropas es un caso más donde dicha influencia se hace patente: sólo salen adelante las opiniones más fuertes. Parece que estas teorías son algo lejano, que sólo resultan aplicables a la formación de una opinión pública de bajo nivel cultural, pero encontramos que en la política internacional de nuestro país también está presente. Un país con voz baja internacional, como es el nuestro, se opone a la decisión de más de 50 países, 22 de ellos miembros de la Unión Europea, sobre la independencia de Kosovo.

 

El rechazo a reconocer esta independencia, hace coherente el aviso de retiro de tropas en un territorio con nacionalidad propia, a vistas de nuestro país. Pongámonos en la piel del otro: imaginemos que son tropas de cualquier otro país las que se nos plantan en Cataluña a defender su nacionalismo. Mejor que cada uno solvente sus asuntos.

 

Resulta totalmente aceptable esta postura, ya que la decisión esta bien tomada –o por lo menos resulta coherente-,  pero su ejecución no es brillante. La desastrosa gestión política y diplomática del repliegue de tropas españolas en Kosovo, ha convertido esta razonable decisión gubernamental en una verdadera polémica nacional e internacional.  Resulta incluso admisible que la discordia política se acoja a tales argumentos; pero lo incongruente es que una vez que contamos con una opinión común entre las mayorías políticas de nuestro estado no se trabaje para que ésta se haga oír.

 

Por una vez, nuestro “pequeño” país afronta una postura valiente, de confrontación de ideas con las potencias mundiales, como parte de la evolución y que significa el deseo de cambio frente a la estabilidad que representa la mayoría. Pero desgraciadamente, las minorías resultan socialmente más fáciles de aniquilar y de momento, la postura de nuestro país se ha suavizado. Espero que no llegue al exterminio.

 

Luisa Melero Cabello

Una respuesta a “La espiral del silencio

  1. Como francesa no muy orgullosa de su presidente y de la politica que lleva, respeto mucho la posicion de Espana. Y, en cuento a la estrategia de comuncacion que se establece, creo que somos todos en lo mismo caso, la forma nos deslumbra…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s