LA PROPAGANDA DE LA COMUNICACIÓN POLITICA

Merece la pena recordar los 11 principios de la propaganda nazi de Goebbels. Y os preguntareis. ¿Por qué? Pues porque aunque parezca sorprendente, cada uno de los principios siguen vigentes en la política actual de muchos países. Es más, el sistema político de más de un país se hundiría de no ser por estos famosos principios.

Uno de los principios a destacar es el 5º, el principio de la vulgarización, el cual fue uno de los puntos más obvios y claros de la política española del PP. “Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar”. Yo incluiría en este apartado el caso de la implantación de la LOE o el intento de sepultar la información del 11 M. Otros claros ejemplos son las frases repetidas por el PP una vez perdidas las elecciones. Frases hechas como: “Váyase, señor González, váyase”, “Zapatero ha entregado Navarra a ETA”o “El Estatut rompe España” eran la base de la comunicación política del partido.

8º.- Principio de la verosimilitud. Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sondas o de informaciones fragmentarias. Esto es lo que hacen a menudo los medios afines al PP. Uno de los medios suelta por la boca cualquier cosa (normalmente cualquier mentira) y el otro medio la recoge diciendo que “fuentes muy dignas han comentado que” o “diversos medios de información publican que”. Esto lo podemos ver a menudo en las noticias de los periódicos.

Y por ultimo, quisiera resaltar el 11º .Principio de la unanimidad. Llegar a convencer a mucha gente que piensa “como todo el mundo”, creando una falsa impresión de unanimidad. Mariano Rajoy nos podría hablar muy bien acerca del uso de este principio nazi. Mariano solo tiene palabras para los españoles, ya que los incluye a todos en un mismo saco diciendo: “Todos los españoles saben que…”, “La gente está harta de…”, “España entera pide que…”. Así, el tercio mal contado de españoles que le escuchan (un tercio teniendo en cuenta los resultados de las últimas elecciones generales, pero cada vez son menos) se crecen y piensan que es verdad que son “todos”, cuando la verdad es que los que no pensamos así somos más.

En mi opinión, toda la comunicación esta manipulada, ya sea política o no, y todo está preparado para que nos preocupemos más en problemas aparentes que unos pocos desean que se conviertan en nuestra principal inquietud en lugar de preocuparnos por cosas que nos afectan a todos directamente en mucha mayor medida.

¿Creéis que las cosas cambiarían si la gente no diese veracidad a las noticias hasta que esta no fuera demostrada? Estamos ante una era de la comunicación en la que pocos se preocupan por no manipular y moldear a la opinión publica al gusto de los políticos.

En fin, ¿Cómo continuará todo esto?

Maite Bas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s