Los 11 Mandamientos

A trancas y barrancas, en la Alemania de los años 20 se fueron formando grupos de extremistas que en el año 1933 llegarían al poder de manos de Adolf Hitler. La máquina propagandística ideada por el ministro Goebbels, no tuvo ningún precedente antes de idearse dentro del mundo de la política. De este modo, fue calando en las clases populares, y llego a ser el Ave María del ideario nacional socialista.

 

Exactitud, simpleza, simplificación de los problemas, son métodos que llegan hasta nuestros días desde aquellos tiempos, para convencernos de la verosimilitud de la influencia que ejercen sobre el pueblo llano. En todo esto se basaba ese ideario, de modo que era usado constantemente como moneda de cambio, y llego a ser la llave para que el partido llegara al poder.

 

En estos malos tiempos, estos apéndices caen por su propio peso de manos del Partido Popular.

 

Acerca de la simplificación y del enemigo único, en nuestro país la oposición trata de hacer caldo de cultivo acerca de la actual crisis en manos del partido en el gobierno.

 

En este orden, nos encontramos el principio de verosimilitud y de renovación, al hacer uso intensivo de la información que se nos va proporcionando, como por ejemplo, las circunstancias que rodean el caso de corrupción Gurtel. Supone un claro desvío de atención, de modo que tratan de desgastarse, políticamente, lo justo.

 

El principio de silenciación va unido a los dos anteriores, sin lugar a dudas, dado que se está tratando de silenciar un asunto tan grave como es la financiación ilegal del principal partido de la oposición.

 

Nos encontramos otros rasgos de los distintos principios de mano del PP para justificar su falta de liderazgo y acercar su discurso a las desanimadas masas de trabajadores que van engrosando las filas del desempleo.

 

Como citaba Martin Luther King, “Los malvados vencen cuando los hombres buenos se callan”, es nuestra obligación hacer de la información un uso responsable y para que nos acerque a la realidad cotidiana y sus variantes, y para que nos de alas en pos de la verdad.

 

Lady Muñoz Rodríguez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s