Principios de la política “nazi”onal

 

Parece increíble que algo que sentó las bases del mensaje propagandístico de la Alemania nazi se siga utilizando en nuestros días pero parece ser que así es, en este artículo mi intención es comparar la política actual de España con los 11 principios de la propaganda nazi, empecemos:

 

1. Principio de la simplificación y del enemigo único: Nuestros dos partidos más representativos PSOE y PP se preocupan más en señalar con el dedo lo que el otro hace mal que en mostrar sus virtudes eligiéndose así mutuamente como el enemigo único centro de sus mensajes políticos.

 

2. Principio del método de contagio: Lo que intenta hacer el PP en la trama de corrupción metiendo en el mismo saco a la posición y el sistema judicial.

 

3. Principio de la transposición: Un ejemplo reciente es las acusaciones sobre la cacería en la que coincidieron el Juez Baltasar Garzón y el ministro Mariano Fernández Bermejo para desviar el tema de la supuesta trama en la que se veían involucrados los populares.

 

4. Principio de la exageración y desfiguración: Pudimos ver este principio en la reacción del presidente de ERC y vicepresidente catalán, Josep Lluís Carod-Rovira, en el programa “Tengo una pregunta para usted”, de TVE-1 cuando recriminó a dos ciudadanos invitados que le llamen “José Luis” y puso de ejemplo el “menosprecio” de muchos españoles a la lengua catalana como una de las causas por la cual crece el independentismo.

 

5. Principio de la vulgarización: Es mejor atacar al rival diciendo lo que no hace o lo que hace mal como suele hacer en nuestra política la oposición e incluso el poder para defenderse, que perder el tiempo en elaborar un discurso complicado que probablemente la gente no termine de entender ya que no tiene la información y la formación necesaria para hacerlo y dejar así que el contrario gane terreno con acusaciones hacia uno.

 

6. Principio de la orquestación: En todas las campañas vemos como las ideas de los partidos se resumen a un simple eslogan que termina abanderando la campaña como el famoso “España va bien” o “España se rompe” del PP o el “no hay crisis” con cuatro millones de parados del actual presidente del gobierno José Luis Rodriguez Zapatero.

 

7. Principio de renovación: En la famosa trama de corrupción del PP podemos ver claramente el uso de este principio, ya que el PP saca constantemente información nueva y colateral al caso en si, para desviar la atención de lo realmente importante, como ocurrió con la cacería mencionada anteriormente o con el caso de los trajes de Camps alrededor de lo cual se montó un cuento sin fin para no enseñar las facturas que hubieran solucionado el tema, pero claro así se desviaba la atención del público receptor hacia ese tema.

 

8. Principio de verosimilitud: Es muy usual en nuestra política el uso de información digamos un poco “elegida” para crear argumentos como ocurre con los datos relativos al trabajo, la vivienda, los fondos… que por ejemplo se encuentran los partidos cuando llegan al poder y asumen al poco tiempo como aciertos suyos o fallos del contrario según les convenga.

 

9. Principio de silenciación: De todos es sabido que en cualquier campaña política ningún partido va a alabar los logros del rival y por supuesto todos intentan disimular sus fallos o evitar cuestiones sobre las que su información o argumentos son escasos o no les conviene, es algo siempre usado y probablemente clave en la comunicación política para un posible triunfo electoral.

 

10. Principio de transfusión: Este principio se observa en cualquier tema en el que intervengan partidos conservadores como el PP o en intervenciones de los partidos de Cataluña o País Vasco que en cuanto opinan de una manera determinada enseguida lo relacionamos con la ideología de su pasado o grupos más radicales.

 

11. Principio de unanimidad: Se utiliza a menudo sobre todo aprovechando la coyuntura de circunstancias que hubiesen sido negativas para cualquier partido que gobernase en ese momento pero son utilizadas por la oposición para crear una falsa sensación de unanimidad, como ocurrió por ejemplo con el prestige o está ocurriendo con la crisis.

 

Como conclusión solo decir que si la política de España se basa en gran medida en los principios de tal régimen, no me extraña que el resultado sea la política actual que tenemos que es a mi modo de ver una auténtica vergüenza nacional, en fin como dice un actual anuncio de T.V. El camino es largo, elige bien quien te guía, quizás solo estemos recogiendo el fruto que hemos sembrado.

 

Juan Ríos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s