Los principios que continúan…

Para bien o para mal, más bien para mal, el señor Goebbels era un “genio”. Y digo genio porque quién nos iba a decir a nosotros, estudiantes de Publicidad, que tras tantos análisis de mercados, políticas de Marketing y estudios psicológicos de la mente del consumidor… ¡estemos aplicando sus principios de la propaganda Nazi de hace 100 años!

Estaremos todos de acuerdo que fueron nefastas las consecuencias de tales herramientas empleadas en la Alemania de Hitler, por el “éxito” de sus fines y la desgracia en la que desembocaron.

Pero al fin y al cabo, estos principios buscan convencer a las masas de algo, y no hay mayor objetivo para partidos políticos y la publicidad comercial entre otros. A la hora de llegar al público, cualquier medio o estrategia es buena, ya sea de origen Nazi o no, mientras los intereses, mayormente económicos y de influencia, queden beneficiados.

Si hablamos de política, encontraremos indicios claros, por ejemplo, del principio de transposición, cuando nos bombardean a noticias para “distraernos” de lo verdaderamente importante. Igualmente, ante la publicidad comercial, hallaremos el principio número once, el de universalidad, que pretende convencer de lo bueno de su producto ya que “todo el mundo” lo disfruta.

Y por más que nos duela, en nuestra futura profesión, no habrá más remedio que tener algún que otro de estos principios en cuenta, ya que ello pagará nuestra hipoteca y llenará nuestra nevera… increíble si, pero cierto.

Ragalre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s