La ley electoral de los EEUU

La ley electoral de los Estados Unidos es muy diferente que la de España. Para empezar, en los Estados Unidos existe el gobierno al nivel federal, estatal, y local. No hay restricciones de sexo, religión, ni color de piel para votar—la única restricción para tener elegibilidad para votar es tener 18 años. A mi parecer, para votar en mi país, hay que seguir las elecciones y estar informado de todo. Siempre hay rumores de los candidatos durantes las campañas (ej: Obama es musulmán) y es muy importante leer las noticias y mantener participación a nivel comunitario.

Al principio, hay las elecciones primarias donde la gente elige un candidato para su partido. El día de votar se llama “Súper Martes” porque este día es cuando los candidatos pueden ganar mas delegados para conseguir la nominación de sus partidos. Igualmente importante, la constitución dice que el presidente de los EEUU tiene que tener 35 años, ser ciudadano de nacimiento, y tener residencia en los Estados Unidos para un mínimo de 14 años.

En las elecciones presidenciales, el Presidente es elegido indirectamente por la gente de los EEUU. Existe el colegio electoral y cada estado vota actualmente para ganar los votos de los electores de su estado. Los electores son individuales que están activos en sus partidos y también, que han prometido sus votos a alguno de los candidatos. Aunque no es necesario (por la ley) votar para sus candidatos prometidos, normalmente no cambian sus votos. El día de las elecciones, el candidato que gana la mayoría de los votos del estado recibe todos los votos electorales de ese estado. Además, los estados más grandes, como California, tiene más electores por el tamaño de su populación. Al fin, el candidato que gana mas votos electorales (con 270 de obtiene la mayoría) gana las elecciones y es presidente de los EEUU.

Mucha gente dice que los votantes de los estados indecisos determinan el resultado de las elecciones y por eso, la mayoría de los ciudadanos Americanos que viven en estados decididos son evitados por las campanas políticas. Creo que aunque California siempre ha sido un estado democrático y se lo considera un estado decidido, seguimos recibiendo mucho de las campanas políticas de los candidatos. Por ejemplo, el año pasado, Michelle Obama y muchos famosos como Oprah Winfrey, Stevie Wonder, y Caroline Kennedy vinieron al campus de mi universidad (Universidad de California, Los Angeles) para un mitin. Fue un mitin fenomenal para todos de mi universidad.

Shivani Parikh

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s