Drogadicto sí, culpable no

artículo publicado en elplural.com el 18/09/2009. Para leerlo pinche aquí.

Javier Rodrigo de Santos, del Partido Popular y ex concejal de Urbanismo de Palma de Mallorca, ha dicho, durante el juicio al que se enfrentaba por malversación en la Audiencia de Palma, que se dirige al jurado “no como culpable, sino como drogadicto”. Es lo más divertido, la verdad, que he encontrado en la agenda política de esta semana. Aunque por el hecho de ser divertido no deja de ser preocupante.

Este señor del partido de Rajoy, se gastó, presuntamente, 52.583 euros en puticlubs, cargando dicho importe a la tarjeta de crédito de una empresa del Ayuntamiento. Una vez que veía lo que se le venía encima y que estaba pillado por todos lados, alegó que él en realidad es un drogadicto. Y claro, esto es un atenuante que ha orientado a la fiscalía a rebajar su petición de cárcel a 3 años y medio.
Muy interesante en todo este asunto, es el hecho de que el señor Rodrigo de Santos asegura haber devuelto todo el dinero que birló a las cuentas de su ciudad. Si ha tenido capacidad de devolver tan ágilmente ese dinero que se esfumó en concepto de drogas y sexo ¿por qué lo robó? Quiero decir con esto, que el dinero robado y no gastado es fácil devolverlo, pero el que uno se mete por la nariz u otras vías y luego lo metaboliza, es difícil de devolver de un día para otro, a no ser que se haga en forma de excremento. La cuestión es pues, quién le ha puesto el dinero que no podía tener a su disposición anteriormente, y con qué motivos. Quizás todo este asunto de la drogadicción no sea más que una estrategia para simplemente cumplir menos años de cárcel.

Por otra parte, es comprensible que una persona que está bajo los efectos de las drogas, tenga delirios y crea que el aparato del Estado está contra él, en lugar de reconocer sus delitos. Así se entienden algunas cosas mejor, y puede ser, a tenor de las incongruencias que escuchamos a diario sobre todo de boca de ciertos personajes que conducen por la derecha, que haya algún que otro drogadicto más en la política española. Cosas más raras se han visto, pero es posible que ya empiecen a pedir que se hagan pruebas antidoping en las puertas de los ayuntamientos y los parlamentos.

Alfonso Cortés González, profesor de Comunicación Política y Publicidad en la Universidad de Málaga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s