¿es Güemes un fascista?

Artículo publicado en elplural. Para leerlo pinche aquí.

Ayer leímos que un consejero de Esperancita Aguirre, con aspecto de niño pijo recién licenciado disfrazado de político con corbata, un tal Güemes, ha afirmado en la propia web del PP que “un gay es un homosexual con estudios que, haciendo uso de sus conocimientos, consigue prebendas políticas y subvenciones”, entre otras lindezas que parecen sacadas de la época de la Inquisición, y que por ser tan ignorantes y estúpidas no tengo siquiera ganas de reproducir en esta columna.

El caso es que después de toda esta polémica, el Consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid recula (borrando la sección ‘el progresí’ del blog pepero) y lanza un comunicado afirmando que las definiciones no eran suyas, que simplemente las colgaban sus seguidores. En caso de que esto sea verdad, no sería del todo justo, por tanto, atribuirle a este tipo la autoría y la total responsabilidad de tales afirmaciones fascistas, pero claro, lo que en cualquier caso parece verdad es que los autores de tales atentados a la razón y la convivencia pacífica son fieles seguidores suyos, o del PP en cualquier caso y además estos insultos estaban alojados en la propia web del partido. Y esto por algo será.

Me explico: ¿se imaginan a los seguidores del Madrid gritando visca el Barça o a los ecologistas defendiendo la contaminación? Claro que no. Por el contrario estamos desgraciadamente acostumbrados a ver a simpatizantes del PP que dicen estas cosas, que insultan, que se mofan de quienes no piensan como ellos, o que incluso llegan a pegar con palos (como hicieron con Bono hace unos años).

En este sentido lo que sí es problemático, y responsabilidad de este Partido Popular, es no haber sido capaz de hacer pedagogía política y social, y haber fomentado de muchas formas esta ideología, directamente fascista, entre parte de sus simpatizantes, simplemente con el objetivo de debilitar a sus adversarios políticos, y sin advertir, en un continuo acto de soberana irresponsabilidad, de los problemas que puede acarrearnos a todos una masa de votantes de extrema derecha integrados en un partido de gobierno y de sistema.

Este es por tanto un problema también para el propio Partido Popular ya que en caso de ganar las elecciones, debería hacer algunos gestos y satisfacer a ese grupo de electorado ultra que le ha venido apoyando en los últimos años. ¿O quizás no?

Alfonso Cortés González, Profesor de Comunicación Política y Publicidad en la Universidad de Málaga

Noticias relacionadas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s