Contradicciones en el Paquete Telecom: Internet y la difusión de la cultura

Fuente: elplural.com para verlo pinche aquí.

El Parlamento Europeo ha aprobado esta semana el Paquete de Telecomunicaciones, que entre otras cosas, permite cortarnos el acceso a Internet sin orden judicial. Este tipo de medidas, al parecer, están muy de moda. En Málaga, por ejemplo, el Ayuntamiento quiere que la grúa pueda retirar vehículos de la vía pública sin necesidad de que esté presente un agente de policía. Está claro que en primer término a quién beneficia este tipo de medidas es a determinadas empresas privadas, y perjudica gravemente a derechos individuales que han costado incluso sangre adquirirlos.

Centrándonos en el asunto que da título a este artículo, la cuestión se nos torna compleja, ya que entre la inmensa mayoría de los diputados de la eurocámara que han apoyado el Paquete, se encuentran los del Partido Pirata, lo que a priori parece una gran incongruencia y sólo 40 diputados se han opuesto, entre ellos 24 de la Izquierda Unitaria Europea que han votado junto a 11 diputados conservadores euroescépticos.

A pesar de la dificultad de interpretar esta decisión europea y tomar partido, existen una serie de criterios y situaciones que conviene ordenar para tratar de posicionarnos en este berenjenal. En primer lugar, disponemos, cada vez más, de altas velocidades de conexión a Internet por ADSL o cable, y claro, estas velocidades obviamente se utilizan para descargar películas y música. Si sólo quisiéramos mirar el correo y leer el periódico con un módem de 56k casi haríamos el apaño.

En segundo lugar, en nuestro país, por ejemplo, se paga un canon por cada soporte de grabación de datos en compensación por las denominadas descargas ilegales de contenidos con copyright. O una cosa o la otra, es obvio que corte de Internet sin orden judicial (o con ella) y canon digital son totalmente incompatibles.

En tercer lugar, y esto ya es una cuestión de principios, la cultura debería ser libre y accesible para todo el mundo, ya que la cultura ayuda a superar las desigualdades y permite que distintos seres humanos se hablen de tú a tú. Tradicionalmente, en la historia, la cultura ha estado reservada a determinados estamentos sociales privilegiados e Internet es una herramienta adecuada para llevar cultura a cualquier parte del mundo, pero claro, esto hace perder privilegios a ciertos grupos.

A Internet no hay que tenerle miedo y hay que dejarlo fluir y convertirlo en una herramienta real de difusión cultural en todo el planeta. En lugar de tratar de poner diques al mar, lo que deberían hacer, en cualquier caso, es pensar en nuevas formas de compensación a los autores en general. Estas nuevas formas para que los autores saquen beneficios, y sean animados a crear, son viables, lo que sucede es que en el nuevo panorama digital en red, el papel tradicional de las industrias culturales está más que en entredicho, y parece que no saben cómo adaptarse al nuevo entorno. Finalmente, si estas industrian no son capaces de transformarse, la realidad acabará por devorarlas.

Alfonso Cortés González, profesor de Comunicación Política y Publicidad en la Universidad de Málaga

www.alfonsocortes.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s