La CEOE: Alma de explotadores

Artículo publicado el 5/3/2010 en elplural.com
enlace: http://www.elplural.com/opinion/detail.php?id=44013

Siempre culpamos de todos los males a la clase política, sin reflexionar durante un momento sobre la clase de empresarios que tenemos en nuestro país. Con empresarios como Díaz Ferrán o José de la Cavada, España no sólo no sería capaz de remontar la crisis, sino que se convertiría, si les dejásemos hacer a estos señores, en un país de mierda.

A estos empresarios habría que recordarles que la avaricia rompe el saco, y que si España se convierte en un país de trabajadores aún más precarios, el consumo sería minoritario, y por ende la razón de ser de sus propias empresas. Por tanto, pido a los empresarios que sean serios, sensatos y responsables, y que entiendan que su trabajo también debe contribuir a la construcción de país, y no sólo de fortunas personales. Incluso por su propio beneficio a largo plazo.

José de la Cavada, uno de la plana mayor de la asociación de empresarios que preside quien arruinó Air Comet, Díaz Ferrán, propuso hace unos días un nuevo tipo de contrato para jóvenes, cuyas características son: cobrar por debajo del salario mínimo, no cotizar, no tener derecho a paro, y no tener derecho a indemnización por despido. ¿Han tenido que morir miles de obreros explotados en las fábricas durante el siglo XIX, y ha tenido que verterse sangre en el XX para dignificar las condiciones laborales de los trabajadores para que finalmente en el siglo XXI los empresarios españoles tengan este modelo de relación contractual como objetivo en sus estrechas y egoístas cabezas de esclavizadores? Como no tengamos claro lo que realmente costó y sufrimos para conseguir los derechos actuales, me temo que podríamos estar en el comienzo de una regresión histórica, envuelta en el egoísmo exacerbado de la patronal y en la estupidez de muchos asalariados.

Hablo de estupidez, porque son muchos los trabajadores que me encuentro a diario que están dispuestos a renunciar no sólo a parte de su ya escueto sueldo, sino a sus condiciones laborales. Sin ir más lejos, la semana pasada una persona me comentó que está a favor de que si uno está de baja por enfermedad, no tendría que cobrar, que con que le guarden el puesto de trabajo basta. La persona que me dijo esto no era empresaria, así que tenemos que volver a tomar conciencia con lo que significa el progreso de la civilización, porque con una mentalidad neoliberal de este tipo, e in crescendo, corremos un grave peligro de desandar el camino andado y situar el nivel de desarrollo humano de nuestro país en los índices del subdesarrollo más profundo.

Esta forma contractual traería consigo una precarización global del mercado laboral español, ya que las empresas contratarían en masa a este tipo de trabajadores-esclavos, porque serían inmensamente más rentables que los trabajadores normales, y por tanto se dejaría en la calle y sin trabajo a miles de trabajadores que no pueden permitirse el lujo de trabajar gratis porque tienen el triste vicio de comer tres veces al día y de alimentar a unos hijos. Hay que tener mala leche y ser mala persona para desear esto.

España, y no sólo nuestro país, sino Europa entera, ya sabrá que no puede competir en mano de obra y precio contra Asia. La baza que le puede quedar al viejo continente es la investigación, la tecnología, el conocimiento y la creación. Tomad nota empresarios. En este sentido lo que deberíamos hacer es aprovechar la oportunidad (nunca hemos tenido una juventud tan formada, y por ende tan frustrada, en nuestro país como hoy) y orientar nuestra estructura productiva y laboral al I+D+I. Pero claro, el nivel y la cualificación se paga, o si no quién se va esforzar por ser un gran científico o una gran ingeniera para trabajar por menos de 1000 euros y sin prestaciones. Para eso se meterían a empresario de la CEOE, que para triunfar en la vida sólo necesitan incultura, insensibilidad, ignorancia y una buena dosis de egoísmo.

Esta idea de la CEOE (luego retirada infantilmente, pero no olvidemos que las cartas han quedado expuestas) es tan lamentable, que incluso su brazo político que trabaja en las Cortes bajo la denominación de PP, se ha tenido que desmarcar de la propuesta. Bueno, Rajoy se ha desmarcado a medias ya que ha defendido que los trabajadores no tienen que renunciar a todos sus derechos, sino a parte de ellos. Eso es lo mismo que decir: robarte la cartera entera es inaceptable, pero si te robo el 60% de lo que llevas encima es razonable. O incluso es lo mismo que decir: la violación es reprobable, pero si sólo te violo un poco, y no termino, pues tampoco está tan mal, y lo podemos discutir.

Si hace 15 años me hubiesen dicho que estaríamos volviendo a debatir sobre estas cuestiones hoy, no lo creería ni por asomo. ¿Cuántos pasos hacia atrás hemos dado sin darnos cuenta? Creo que por el bien de todos, de los trabajadores, de la credibilidad de España y Europa, por la propia economía, y por la dignidad humana y su historia, estos señores ovíparos tienen que dimitir. De la Cavada dimisión, Díaz-Ferrán dimisión. ¡Ya!

Alfonso Cortés González es profesor de Comunicación Política y Publicidad en la Universidad de Málaga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s