Política española

Sí, está en todas partes y a todos nos afecta pero, ¿qué es la política? Para mí, un instrumento en manos de las fuerzas económicas que, a través de los medios de comunicación, convierten sus intereses en intereses del pueblo, para que las ‘‘decisiones’’ de éste vayan en la dirección que conviene a la élite económica. Ejemplos varios de ello: prohibición a la venta de bebidas alcohólicas después de las 22h (para que vayamos todos a comprar a Carrefour), ilegalización de la marihuana (siendo el tabaco legal), etc etc etc.

Siendo así, desde mi punto de vista, el sistema político español no es más que un conjunto de partidos enfrentados que dicen defender unos ideales para el bien de nuestro país pero que, en realidad, hace tiempo que perdieron de vista el objetivo de intentar mejorar la situación del pueblo español. Ya me quejaré cuando un partido proponga una ley con la que yo no esté de acuerdo pero, aún así, me alegraré si esa ley proviene de un verdadero intento de mejorar las cosas (desde las ideas del partido) y no de unos intereses económicos.

Además, la estrategia de los políticos para ‘’encubrir’’ la situación o actuar como si les importara parece ser la de pelearse entre ellos. Creo que esta es la característica más propia y obvia de la política española: las discusiones y críticas entre los partidos, y especialmente entre el partido en el poder y la oposición (en nuestra perfecta democracia la de elegir entre la pluralidad de dos o tres partidos). Y esta es la imagen que vemos en todos los medios y, no sólo en los medios, me voy a permitir citar a un rapero andaluz que dice ‘‘esta vez casi se meten mano en el debate de la Nación, ZP y Mariano haciendo el Circo del Sol…’’ (Rebelde por defecto, Tote King).

Respecto a este tema he podido reflexionar desde que estudio en la Facultad de Comunicación, especialmente siendo estudiante de Publicidad y RRPP. Nos dicen constantemente que todo es imagen y que los mensajes que mandamos al público tienen que añadir un valor determinado a lo que sea que estemos vendiendo. Siendo así, cada vez me parece peor el funcionamiento de la comunicación en el ámbito político, está claro que hay un problema en comunicación política si la imagen que tenemos los españoles de los políticos es sinónimo de mentira, falsedad, corrupción, etc.

Todo esto me lleva a preguntarme cómo deberían cambiar las cosas tanto en política como en comunicación para que el sistema funcionara mejor. Lo único que tengo claro es que nuestra política no me parecerá realmente democrática mientras la elección sea entre dos o tres partidos fuertes y el sistema de recuento de votos favorezca esta situación (dificultando la llegada al poder de los pequeños partidos). Además, creo que en una verdadera democracia no se ‘‘engañaría’’ al ciudadano con miles de mensajes confusos para que crea estar de acuerdo con un partido u otro. Para mí, los mensajes deberían ser mucho más claros y los políticos más sinceros, en el sentido de que deberían decir lo que piensan y cómo proponen ellos mejorar las cosas, en lugar de criticarse continuamente. Deseos todos un poco utópicos conociendo a los españoles.

Fdo.: María Lamarti Elvira

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s