Situación política española actual

La política española actual dista enormemente de las definiciones políticas que podemos encontrar en los textos de Aristóteles, Tomás de Aquino o Locke. Estas definiciones se nos ofrecen utópicas porque los ciudadanos hemos aceptado sin oponer resistencia alguna que el sistema es inamovible, que aquello que no es fácil de cambiar ha de dejarse tal cual está.
Estos síntomas de dejadez ciudadana se distinguen también en los políticos. Personalmente, no me atrevería a afirmar si fue la falta de motivación ciudadana la que provocó que los políticos relajaran sus esfuerzos o fue al contrario. Como se suele decir, nadie sabe si fue antes el huevo o la gallina. Pero, la cuestión es que ambos colectivos, al desaparecer los grandes enemigos y conseguir una vida fácil, se acomodaron. La sociedad se ha ido individualizando cada vez más en el sentido de que cada persona trabaja únicamente para conseguir beneficios para sí mismos. Se ha perdido el significado de comunidad y es muy difícil sentirse parte de algo. Ya nadie lucha por unos ideales.
Para hablar de corrupción no es necesario nombrar ninguno de los famosos casos que se han ido dando en el país durante estos últimos años, todo el sistema está corrupto. Los partidos políticos, han sustituido los objetivos de mejorar el país por estar el mayor tiempo posible en el poder, cuando el poder solo debería ser un medio para conseguir esos objetivos. En periodos de elecciones recibimos numerosos folletos con honorables propósitos pero al encender la televisión y sintonizar un debate político nos encontramos, aunque sutil y con un tono intelectual, un programa de entretenimiento más. Las grandes personalidades de este ámbito desechan su elocuencia para intentar derribarse unos a otros en vez de para conseguir mejoras para el Estado.
Otro gran problema que existe en España es la falta de líderes fuertes. En contraposición a los políticos nacionales podíamos poner como ejemplo a los líderes de los Estados Unidos como Barak Obama. Obama es capaz de movilizar a la población, ya no solo estadounidense, sino mundial. Sus palabras aparecen en las cabeceras de los telediarios y las acciones de su país repercuten enormemente en la estructura social del planeta.
Al tener España una carencia de líderes carismáticos parece que se intenta paliar relacionándose con los referentes de liderazgo referidos anteriormente. Aunque es bien cierto que codearse con las grandes figuras de poder tiene sus ventajas no se puede olvidar que España debe de tener una identidad como país y debe intentarse hacerse un hueco en este mapa de grandes potencias por ella misma.
Otro gran problema es el propio sistema ya que se trata de un sistema electoral proporcional por lo que los resultados no son exactos y propician a que los partidos mayoritarios obtengan más poder perjudicando a los partidos más pequeños. Este sistema hace que el poder se reparta cada vez entre menos personas que se consideran más seguros en el puesto que obstentan y hace que se agraven las carencias de la política de nuestro país.
Para finalizar debo aclarar que este artículo se basa en una generalización. Aún existen grandes políticos y grandes ideas, aunque la mayoría de las veces mueran por falta de apoyo.

Nora Márquez Rey.

Una respuesta a “Situación política española actual

  1. Me parece interesante como apuntas al tratamiento de la política como una forma más de entretenimiento. Desde el punto de vista de la programación de los medios (el televisivo por excelencia, el radiofónico en gran medida, y en menor medida en otro), la política no es sino otro producto más, por supuesto subordinado a los intereses -económicos principalmente- de aquellos que la transmiten. Esto, que personalmente me parece bastante respetable por mi orientación más hacia estos mundos que hacia la política, conlleva una revisión de las propias estructuras de la política para adaptarse al nuevo producto que se está transmitiendo.
    Quizás sea una transformación necesaria, o quizás estas modificaciones distorsionen el mensaje de manera que no merezca la pena que este alcance a un mayor público.

    La actual ley electoral en España, el reparto de los votos no decisivos… otro gran debate sobre el que habría mucho que comentar…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s