La situación política española

No sé si debería hablar de política sin tener gran conocimiento sobre ella. Supongo que, al igual que la mayoría de la población, mi conocimiento de la política actual del país se basa en lo que aparece en los medios de comunicación. Aquí entra en juego la (no)objetividad de esos medios. Aunque a priori la información ha de ser puramente objetiva, sabemos que la ideología del medio influye en el tratamiento de las noticias, en este caso, en el tratamiento de la situación política. Esto me lleva a reflexionar sobre dos posibles alternativas: realizar un estudio exhaustivo sobre la situación política para conocer la realidad, o conformarnos con una información adulterada y manipulada.

He de confesar, que hasta el día de hoy, me he inclinado por la segunda alternativa. Sin embargo, resulta suficiente para extraer un par de conclusiones sobre la situación política española. En primer lugar, se observa el conflicto bipartidista, el gobierno contra la oposición, la oposición contra el gobierno… convirtiendo los debates políticos en una especie de “tira y afloja” a expensas de ver quién puede más. En segundo lugar, solo hace falta echar un vistazo a la sociedad para ver que algo no va bien en la gestión del país. Esto se debe a que, en mi opinión, la sociedad es un claro reflejo de la actividad del gobierno.

El número de desempleados en España se ha incrementado de manera alarmante, llegando a superar la escandalosa cifra de los cuatro millones. Está claro que hemos vivido una situación de crisis mundial, sin embargo, vemos como los demás países van saliendo de ella mientras que nosotros permanecemos estancados. ¿Incompetencia del gobierno? Sí. Pero tampoco la alternativa que se nos presenta es buena. De hecho, la oposición en vez de proponer medidas nuevas o asesoramiento económico está inmersa en el afán de la crítica, como ya he mencionado antes esto se ha convertido en un “tira y afloja”.

Otro tema preocupante en la sociedad española es la sanidad. El sistema de salud público parece estar en decadencia, cada vez resulta más difícil el acceso a sus servicios y, además, su calidad va disminuyendo. Se hace incomprensible la larga lista de espera a la que nos vemos sometidos durante meses para una intervención que debería ser inmediata. Cada vez contamos con menos personal sanitario cualificado en España pues éstos deciden trabajar en el extranjero donde su actividad resulta mejor recompensada.

También el sistema educativo parece estar en retroceso. En mi opinión, este retroceso se puede deber a dos factores, mejor dicho a una mezcla de ambos. Por un lado el vaivén de las leyes educativas en los últimos años y, por otro, la falta de inversión en el ámbito de la educación.

Considero que estos son los tres pilares fundamentales de la sociedad: economía, sanidad y educación. Y que el gobierno debería ocuparse del correcto funcionamiento de cada uno, en lugar de estar tan atareado en la confrontación con los demás partidos políticos.

Fdo: Silvia Reyes Martín

2º Publicidad y RRPP

Comunicación Política (Prácticas)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s