Vinculación entre los programas electorales y los spots audiovisuales de los principales partidos políticos

Empezaremos analizando las similitudes del programa electoral del PP en el 2008 con el contenido del spot perteneciente al mismo partido. En el primer vistazo observamos que el anuncio no recoge la totalidad de los principios, desafíos y objetivos que tiene el partido –reto, por otra parte, casi imposible- en parte por su brevedad y también porque se centra en dar solución a los problemas económicos de los españoles. En su momento esta idea tal vez es un acierto pues en plena crisis económica este es una de las preocupaciones centrales de la población y una buena cuestión que abordar.

Es evidente la vinculación entre el mensaje del anuncio –con el uso de palabras clave como “precios”, “sueldos”, “pensiones”- y puntos del programa como “La vulnerabilidad del empleo” o “La pérdida de competividad” en donde se recogen afirmaciones tales como que “El sistema de pensiones tiene que afrontar el reto de ser sostenible y justo. Quienes perciben las pensiones más bajas deben verlas incrementadas. Se ha de garantizar a todos una pensión suficiente para mantener su calidad de vida”. Lo que no es tan manifiesto pero sí está implícito es el voto de confianza que a través de este mensaje Rajoy está poniendo en los españoles: De alguna forma considero que principios como el 15, el 16 ó el 17 -que reivindican el protagonismo de los españoles como energía creadora de trabajo, de invención y de bienestar-, también están recogidos aquí mediante las connotaciones de expresiones como “esfuerzo” o “ayudarles a”. En este sentido también es muy significativa la última frase en audio “ayudarles a ser un poco más felices” que empaña todo de una aureola de tranquilidad que no se aleja mucho del prometido bienestar social que garantiza el partido.

En los aspectos formales del spot también encontramos información y contenidos ni casuales ni deleznables. En primer lugar el anuncio en su totalidad está subtitulado, esto posibilita que personas con discapacidad puedan entenderlo y, con este gesto, está haciendo hincapié en los “Retos para la igualdad”. En ningún momento se menciona a estas personas pero se alude en la práctica al compromiso que tiene este partido para hacer frente a la discriminación, para trabajar por la igualdad y para atender a las personas que tengan dificultades para valerse por sí mismas, exponiendo de una forma estupenda los compromisos redactados. En segundo lugar observamos un predominio descarado de planos detalle y de primeros planos en este anuncio para provocar un sentimiento fuerte de sensibilidad, expresividad y cercanía.

Por otra parte en el mensaje audiovisual son desatendidos aspectos claves de este programa tales como la amenazaza del terrorismo, punto que en el programa electoral adquiere una relevancia vital. Igualmente se eluden cuestiones como la quiebra de los valores del pacto constitucional, el aumento de la inseguridad ciudadana o la pérdida de importancia internacional. Se olvida por completo el déficit educativo, el problema del cambio climático y la fragilidad del medio ambiente (en un par de planos aparece Rajoy con un fondo verde detrás que se presupone que es un árbol y la luz del anuncio es muy blanca, limpia y fresca pero no creo que estos detalles lleguen al gran público transformados en el mensaje de “nos preocupamos del medio ambiente”), y se desatiende a la inmigración. Estas repentinas amnesias podrían tener diferentes motivos pero, desde luego, no son casuales.
En general de los 12 objetivos principales que recoge esta campaña se hace alusión directa solo a uno (alcanzar el pleno empleo) e indirectamente se atiende a otros como conseguir una sociedad con mayor igualdad y aumentar el bienestar social; pero objetivos que en el programa electoral han tenido máxima importancia (tales como el ya citado problema del terrorismo, la inseguridad o la reforma del sistema educativo) son obviados en el anuncio televisivo a través del cual el mensaje del Partido Popular alcanzará a los públicos. En este aspecto No obstante, tampoco creo que esto deba de ser considerado un error en cuanto que el anuncio trasmite cercanía y consigue vincularse con los españoles y sus preocupaciones.

En segundo lugar vamos a establecer que analogías existen entre el programa electoral y el spot con el que IU irrumpió en la campaña electoral de 2008. El spot de Izquierda Unida es un fiel reflejo de los apartados recogidos en su programa. Mediante las afirmaciones de los distintos personajes se van recogiendo cuales son las propuestas y los deseos de la izquierda y cada frase identifica una preocupación perteneciente a un ámbito distinto: “Porque invadir un país y asesinar a su pueblo no es solución a ningún conflicto” está relacionada con la política exterior de izquierdas basada en la paz, en el derecho internacional y la solidaridad. “Porque no me he pasado la vida trabajando para acabar cobrando cuatro perras de pensión” alude al tema de las pensiones, dependencia, servicios sociales y bienestar social. “Porque estoy harta de hacer contratos basura” al empleo seguro y de más calidad. “Porque nadie puede decidir qué significa estar enamorado o qué es una familia” comprende la igualdad de derechos y la diversidad sexual. “Porque mi futuro es el del planeta quiero defender el medio ambiente” engloba la apuesta por un programa ecológico para cambiar nuestro modelo de producir, consumir y vivir. “Porque yo defiendo una educación pública y laica” se refiere a la ruptura entre lo académico y lo religioso… etcétera. En cuanto a la frase final “Vota Izquierda Unida. Izquierda Unida es más izquierda” creo que pretende hacer alusión a otros aspectos que también están recogidos en el programa –como la necesidad de un cambio debido al fracaso que experimentamos con los sistemas actuales- y a su vez es una estrategia electoral para “robarle” al PSOE votos por la izquierda. Hay que observar que los partidos principales ya no son ideológicamente puros, sino que se han ido centralizando. Para diferenciarse del PSOE, IU establece la idea en la pureza de su espíritu, que es el genuino.

En cuanto a la idea creativa es, al menos, llamativa. Se usan estereotipos, jugando con los contrarios. La antitesis provoca estados disociativos entre el mensaje y la imagen lo cual causa rechazo e impacto en la conciencia. Pienso que este anuncio no solo recoge los puntos del programa, sino que también emana el espíritu en sí del partido. Ideas igualitarias, ecologistas y reivindicativas confrontadas contra el oportunismo, el conservadurismo o el individualismo. Y además con su líder al frente y en un anuncio subtitulado que anima a la integración de todos y “todas”, como dice el programa.

Lo que parece obvio es que a Izquierda Unida este modelo de comunicación no le funciona pero persiste en él, pese a los escasos resultados y a la nula rentabilidad que obtiene: Los afiliados cada vez son menos, los sindicatos tienen menos peso y las propuestas son desestimadas. Y lo curioso es que gran parte de los logros del estado del bienestar en el que actualmente vivimos, proceden de ideas en su origen propuestas por la izquierda pero que han sido estratégicamente efectuadas por partidos alejados que no se han quedado en la propuesta, si no que lo han plasmado.
Por último, pasaremos a analizar anuncio del PSOE que es el que está menos vinculado con el programa electoral original. Aquí no se hace ninguna alusión al modelo de bienestar que este partido persigue para la sociedad española. Tampoco se recogen las políticas públicas ni las relacionadas con el mercado laboral, ni se habla de inmigración; no exponen las ventajas de su modelo social ni los peligros del cambio climático contra el que ellos piensan luchar, o así al menos lo exponen en el programa. No. Porque este anuncio no tenía esa finalidad.

Seguramente esto fuera una estrategia. El PSOE no quiso hacer con este anuncio una descripción de las ventajas de su política electoral, ni una llamada a la ideología –como hace IU- porque es posible que a su público ya lo tengan ganado y que los votantes del PSOE sean más fieles. No piensan detenerse en contar las ventajas de un programa cuyos adeptos, seguramente, ya están convencidos. Les interesa más informarles de una información que desconocen: “Hemos hecho un sondeo y si la participación es baja perdemos. Si eres socialista tienes que ir a votar”. De esta forma están haciendo mella en la consciencia socialista y también en todos esos indecisos que, aunque no sean socialistas, no quieren que gane el PP. Además estando en plena campaña, no hay tiempo para grandes mensajes reveladores y es difícil decir algo novedoso, original o rompedor de los socialistas. Su mensaje es bien conocido. Así que con esta táctica se están cubriendo las espaldas porque, al menos, parece efectiva.

Por último quiero señalar que me parece significativo y fundamental que el anuncio no tenga un protagonista líder. No estaría bien que este anuncio lo protagonizara José Luis Rodríguez Zapatero o cualquier otro dirigente reconocido del PSOE porque sería mezclar la ideología y la promesa de algo fuerte como el socialismo con la idea –en realidad, bastante pobre pero cierta- de que los fenómenos atmosféricos pueden alterar la fuerza de esta idea y también con el nombre de la oposición. Por esa razón esta comunicación ha de ser una información de partido, no de líder.

 

María Márquez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s