Debate Zapatero-Rajoy 2008

A continuación vamos a comentar el debate electoral de 2008 entre Jose Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy.  Se divide en seis puntos:

1. Economía y empleo.

Rajoy no da medidas exactas de su programa electoral para recomponer la economía, simplemente recuerda a los ciudadanos cómo Zapatero ha heredado el superávit del periodo de gobierno del Partido Popular. Zapatero por su lado dice que han hecho los deberes, por decirlo de alguna manera, y que han reducido la deuda, enfatizando en que ha sido uno de los países que la han reducido más “del mundo”. En esta primera ronda y como veremos más adelante ambos políticos intentan dar la mejor imagen posible, es decir, demostrar que sus partidos han superado las expectativas en economía y empleo, lo que más afecta a las personas.

2. Políticas sociales.

Rajoy propone una inmigración legal y con contrato, lucha contra la inmigración ilegal y por supuesto, contrato de integración. De esta manera buscan que todas las personas tengan los mismos derechos y las mismas oportunidades. El líder del PSOE echa en cara las malas regulaciones del PP en su anterior mandato y Rajoy se esculpa diciendo que fue Europa quien exigía tales regulaciones. Zapatero lleva al extremo la situación de los inmigrantes, diciendo incluso que “mueren con nosotros y a veces, por nosotros”.

3. Política exterior y seguridad.

Rajoy culpa al presidente de “engañar” a los españoles y haber negociado políticamente con ETA, además de aceptar el chantaje y ceder ante los terroristas. Zapatero en cambio, dice que negoció siguiendo la política de Aznar. Y en política exterior, según el líder de la oposición, él es Merkel y Sarkozy (evolución y progreso) y Zapatero es Chávez y Castro (dictatorial), un ejemplo extremo totalmente. El presidente le da un cambio al debate y expone cómo España se ha convertido en un país de paz después de un período de “guerras ilegales” por estar sometido durante la presidencia de Aznar al presidente Bush.

4. Política institucional.

Ambos dirigentes afirman que no han dicho que España se rompa, pero sí que el otro lo ha dicho. Se echan el “muerto” el uno al otro. Así demuestran que en política institucional los dos están de acuerdo.

5. Retos de futuro.

Este apartado podemos definirlo de la siguiente manera:

Rajoy= globalización, viviendas para jóvenes y cambio climático.

Zapatero= educación e investigación y cambio climático.

Además, se echan en cara el uno al otro quién creó el valor del medio ambiente. Más tarde Zapatero inculpa a Rajoy de despreciar a los profesores, a sus creadores e investigadores, por lo que vuelve la espalda al futuro. De nuevo una calumnia exagerada para atacar al contrincante.

6. Conclusiones.

Rajoy no pide el voto para él, sino para España. Zapatero, sin embargo, hace hincapié en la España libre y unida, y anima a trabajar unidos por el progreso. Rajoy concluye su discurso remarcando cuál es su principal propósito a través de una metáfora, la de “la niña” en la que nos dice que lo importante es que éstos tengan trabajo y una vivienda digna. Zapatero, en cambio concluye comprometiéndose por que todas las personas tengan las mismas posibilidades de éxito. Sin duda un mensaje mucho más claro y directo que el del líder popular.

Coherencias con el programa electoral:

Ambos discursos están acordes con sus programas electorales, aunque se centren más en descalificar al contrario o desvalorizarlo. Se tocan los temas más importantes en ambos programas que son el empleo, la integración y educación de la población, la seguridad del país y el medio ambiente. Aunque es el medio ambiente, por ejemplo uno de los temas principales en el programa del PSOE, junto con el empleo y la innovación, también el PP lo incluye como punto fuerte en el suyo.

Quién ha ganado el debate y por qué:

Desde mi punto de vista ambos han utilizado las mismas técnicas para atacar al contrincante y defender su terreno, haciendo alusiones sobre todo al pasado y exagerando la mayoría de las acusaciones. Pero quizás Zapatero, por sus recursos o preparación, tono de voz relajado y seguridad al hablar ha ganado el debate. Rajoy ha estado tenso, inseguro y defensivo, culpando a otros (Zapatero también, pero se ha notado menos) de los errores en el pasado de su partido. Ha dejado que Zapatero llevara el debate a su terreno, recordando los fallos del pasado gobierno del Partido Popular para luego compararlos con los de su partido. No ha sabido responder al instante a los continuos ataques del dirigente del PSOE, se ha ceñido demasiado a un guión el cual tenía muy bien estudiado y que según mi opinión ha soltado de “carrerilla”, mientras que Zapatero si ha tenido la habilidad de saber contestar inmediatamente al líder de la oposición, como por ejemplo, con la metáfora del reloj al que había que dar cuerda.

Errores en comunicación y en el discurso de los dos políticos:

Como he dicho anteriormente, Rajoy estaba demasiado tenso e inseguro lo que no daba confianza al público, y esto lo podemos notar en su forma de hablar con los ojos abiertos, como una persona que intenta quedar por encima diciendo o haciendo cualquier cosa, sea o no lógica. Zapatero, en cambio, muestra seguridad y claridad al hablar, no se anda por las ramas.

Fdo.: Olga Angulo Delgado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s