Mediatismo al poder

Un Zapatero tranquilo frente a los nervios de Rajoy

Evidentes a mi parecer los nervios del señor Rajoy. En un afán de ataque, casi enrabietado, que para su mal, le otorga a Zapatero la tranquilidad del que se sabe ganador, no por sus hazañas pero sí por su contrincante. No le debió parecer a Rajoy suficientemente convincentes sus argumentos, que si nos fijamos, constantemente usa los movimientos corporales para asentir todo aquello que dice. Por un lado, constante el movimiento de la mano, que incluso fijándonos bien, es el típico movimiento que alguien haría, y más en la posición que adopta su mano, si tuviese un bolígrafo sujeto. Suponemos que sus asesores le habrán desaconsejado usar el bolígrafo como auto adaptador, pero inconscientemente realiza el mismo movimiento sin él, lo cual puede dar, y creo yo que da, una impresión de nervios e incluso de inseguridad.

Por otro lado no sé realmente hasta que punto Rajoy habrá estudiado los argumentos que le han escrito, pero ha olvidado que la televisión no es radio, y aquí sí se ve cuando alguien lee. Con ello no digo que esté mal hecho, cuando se hace con mesura, pero hay momentos en los que sería mejor ponerle un telepromter  porque mira demasiado a sus hojas y además es evidente por su locución rítmica que está leyendo.

En cuanto a los gestos fáciles de Rajoy, al contrario que Zapatero, que mantiene su gesto con el mismo semblante casi todo el debate, Rajoy va por situaciones. Expresando y destapando su cara las reacciones y casi sus pensamientos, llegando por difícil que parezca en un debate como este, a esbozar algunas pequeñas sonrisas, lo cual hay que decirlo, le hace incluso un poco más humano de lo que tiende a aparentar.

Corporalmente hablando tampoco se queda atrás del todo Zapatero. También autoafirma mucho gestualmente pero ni mucho menos como Rajoy. Mantiene una compostura que por lo menos aparenta un saber estar de la situación. Tiene un toro que torear que no se va a rendir fácilmente, paciencia. Aun así, lo hace ligeramente mejor que su adversario, uno por los fallos de este que le muestran un poco inseguro en algunas ocasiones y dos por saber mantener un semblante más firme y pausado en ritmo y acción que le otorgan algo más de confianza. Además, también hay que tener en cuenta la genética, y la televisión es lo que tiene, y Zapatero le quieren las cámaras más que a Rajoy, y eso hace demasiado.

Intercambio de vestuario

Me llama la atención, pero su explicación tiene, que Zapatero vista con una corbata de color azul, color ligado y color del emblema del Partido Popular y que Rajoy, al contrario porte el color de su partido adversario y demás connotaciones, el rojo. No me extrañaría absolutamente nada que supiesen de antemano que color llevaría el otro, no creo que sus asesores puedan permitirse verles coincidir en algo que puede parecer muy ridículo pero que no lo es, como es el color de una corbata. Decir que el color rojo está asociado al poder y a la energía: Rajoy busca poder, y además necesita energía. Y el color azul está asociado al frescor, a la tranquilidad además de la intelectualidad.

 

 

Más de lo mismo

Lo que realmente debería importar, que es el argumento en realidad es más de lo mismo. Nada nuevo, incluso dos años después nos sigue sonando la cantinela. Por eso en mi opinión si tiene que haber un ganador lo es Zapatero. No importó tanto lo que se dijo y sí mas cómo se dijo. Rajoy guste o no guste no es un político mediático, y con eso en un cara a cara es empezar a menos. Al revés de lo que le sucede a Zapatero, que por un lado gana lo que pierde su rival en cuanto a su mediatismo, y también su presencia física y verbal ante las cámaras. Lo cual si somos algo críticos no debería importar, porque se puede hablar mucho y no estar diciendo nada, pero en la sociedad de la información en la que vivimos no es ni mucho menos así.

Alejandro Plaza Galofré (SÉNECA)

Una respuesta a “Mediatismo al poder

  1. Creo que el detalle de las corbatas es un tema interesante, que lleven los dos la cotraria a los colores de su partido, y estoy también segura que sus asesores tenían que estar al corriente.
    Otra cosa con la que estoy totalmente de acuerdo es que importó el cómo se dijo y no el qué se dijo. Y está claro que Zapatero es un buen actor y gana mucho ante la cámara.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s