Relación entre el debate y los programas electorales

Entre el debate en televisión y los programas electorales de Zapatero y Rajoy,  hay bastante coherencia si miramos la estructura del debate,  ya que  siguen el mismo esquema dividiendo los  temas en grandes apartados (economía y empleo, Inmigración, política exterior, política institucional, retos del futuro).

Pero si hacemos referencia a la exposición de dichas pautas, y a las propuestas concretas que los líderes hacen al respecto, entonces no veo la utilidad de este debate. Ya que sin haber leído antes los programas electorales, al acabar el debate sigues careciendo de  una respuesta clara a  ¿Qué le  pasará a España si voto a uno u a otro?

Según mi opinión este es un fallo relevante, ya que no todos los votantes leen los programas del partido, y por consecuencia no saben cuáles  son las propuestas especificas que cada candidato  ofrece para solucionar los problemas.

¿Qué mejor ocasión que un debate en televisión, para lograr que tu mensaje, tus ideas y tus soluciones lleguen a toda España?

Personalmente no acabo de entender la utilidad de un debate tan mal desarrollado, yo suponía que iban a discutir sobre las medidas que el futuro presidente iba a poner en práctica una vez obtenido el  encargo, en vez  de haber  sido todo el rato un reproche entre ambos.

Ha sido bastante aburrido, y la falta de carisma y de las nociones básicas para saber hablar en público se ha notado tanto por parte de Zapatero, como  por parte de Rajoy.  

Los gráficos,  los datos  leídos  positivamente por un líder e interpretado de  otra forma por el otro y la obsesión con las comparaciones de los progresos que ha alcanzado uno u el otro gobierno anterior, todo esto sobraba.

Los únicos momentos  más entretenidos han sido cuando uno de los dos provocaba el otro con cuestiones interesantes, pero todo volvía en seguida a la normalidad ya que la provocación venía casi siempre ignorada.

 Por ejemplo, cuando Rajoy  plantea a Zapatero la cuestión de la cohesión  de España, Zapatero se limita simplemente a decir que es mentira y a cambiar rápidamente de asunto.

No veo tampoco muy pertinente la conclusión, ya que me parece un cúmulo de frases hechas. En definitiva ,no considero que el debate esté a la altura de un presidente del gobierno.

Giulia Piccato

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s