Sistema electoral español

El sistema electoral español actual responde a las directrices de la Ley D´Hont. Últimamente se habla mucho sobre una reforma del sistema electoral para intentar evitar que aumente el bipartidismo y haya poca representación de partidos minoritarios los escaños del congreso de los diputados.

Yo personalmente no sabría dar una solución a este problema, aunque quizás no sea un problema realmente, sino solo una polémica que se ha producido debido a la “moderación” de la sociedad española, que desde hace unos años prefiere dar sus votos a los partidos de centro izquierda o derecha, es decir, PSOE o PP, ya sea por afinidad política con estos partidos, o porque sus convicciones políticas son algo más extremas tanto para un lado como para otro, pero saben que sus votos serán más valiosos si votan a los dos grandes. Este pensamiento se ha extendido y hace que la gente piense que si vota a partidos minoritarios su voto luego no va a servir para nada, en cuanto a quedar reflejado en los escaños, así que vota a los grandes por cercanía política en sus ideas aunque más moderada. Por tanto, creo que el creciente bipartidismo responde a esta moderación paulatina de la sociedad, y sobre todo y en primer lugar, a la moderación de los dos grandes partidos que cada vez van más hacia el centro político.

Por otra parte, creo que hay que tener en cuenta que “apenas” han pasado solo algo más de 30 años desde la transición política. Cabe destacar que una transición política de una dictadura de casi 40 años hacia un sistema democrático, reformando desde dentro del propio sistema en vez de romper con todo de forma revolucionaria y radical, es una tarea difícil y que deja a lo largo del tiempo muchos vestigios de los sistemas originales instaurados, por lo que quizá sea una cuestión de algo más de tiempo y paciencia que la propia constitución y sistemas se vayan reformando acorde con estos tiempos. Puede que todavía se pueda considerar “reciente” en la historia de un país como España esta transición, y los modelos adoptados por los encargados de la transición a la democracia optaron por un sistema electoral que sí podía responder quizás a las necesidades del momento con la presentación a las elecciones de tantos partidos.

Personalmente, no me posiciono ni a favor ni en contra del actual sistema, pero sí es cierto que a un sistema que dotó en momentos dados de cierta presencia importante a partidos minoritarios, si ahora con el mismo sistema el bipartidismo es creciente, será por el cambio de la sociedad y de los propios partidos, y no por problemas del sistema, que es el mismo. Hay que contar con que los partidos parten todos de un sistema democrático en el que se supone que tienen todos las mismas oportunidades, la gente vota lo que quiere, y si por ejemplo IU ha llegado a tener en su día 17, 18 y 21 diputados, y hoy dos, de modo que el fallo no es del sistema pues esto prueba de ello. Lo que no se puede hacer entonces ahora, es decir que se necesita una reforma para que haya más representación de IU y algún otro partido minoritario, pues sería hacer un sistema electoral que responda al problema de un partido para que le favorezca, aunque sí se podrían tomar ciertas reformas para que esos votos fueran “útiles” de alguna manera.

También debo añadir que la idea de una sobre-representación de los partidos nacionalistas no es del todo cierta relativamente, pues CiU y PNV han obtenido en todas las elecciones generales una representación exactamente proporcional a su porcentaje de votos en el conjunto nacional. Al contrario, dichos partidos han logrado evitar una infra-representación gracias al hecho de que su ámbito electoral se limita a sus respectivas autonomías.

Creo que se debería aumentar el número de diputados del congreso como las leyes lo permiten, y darle sentido y utilidad al Senado.

Roberto Gómez Quirós

6 Respuestas a “Sistema electoral español

  1. Roberto estoy de acuerdo contigo en que el sistema electoral actual fue importante y decisivo en su día, pero creo que actualmente sí necesita un cambio, no es solo por favorecer a dos o tres partidos minoritarios; es para que muchísimas personas se vean representadas. Si el sistema cambiara, probablemente la mayoría de la población votaría lo que realmente quiere y no a los partidos mayoritarios PP y PSOE pensando que si no, sus votos serán inútiles. ¿Qué opinas de que se hiciera la Ley D’Hont a nivel autonómico y no por provincias? Yo pienso que sería muchos más justo.

    Un saludo, Patricia Galicia

  2. interesante propuesta patricia. a ver qué opinan el resto.

  3. Como tú dices, es verdad que hay motivos que hacen comprensible que el sistema electoral sea así, pero no me parece justificable. En mi opinión, la democracia tiene que fomentar la igualdad en todos los terrenos, y nuestro sistema electoral se lo pone muy difícil a los partidos minoritarios.

    En mi opinión el sistema electoral sí debe cambiar para ser más justo.

  4. Estoy de acuerdo con la compañera Patricia, la propuesta que has dicho me parece lo mejor. No he negado la necesidad de una reforma, todo lo contrario: hay que adaptarse a los tiempos, y con las desigualdades de población, habría que preparar una reforma. Por ejemplo Soria, una provincia muy pequeña, solo por el hecho de ser provincia ya se lleva 3 escaños. Esto hay que arreglarlo.
    En lo que no estoy de acuerdo es en que este sistema no da igualdad de oportunidades y que se lo pone difícil a los partido minoritarios; la condición de minoritario se la “ponen” las personas, la sociedad que les vota, y no el propio sistema, ya que como he dicho en el comentario, con este mismo sistema partidos como IU han tenido muchos votos, consiguiendo hasta 21 diputados con Julio Anguita. Si el sistema no ha cambiado, y los votos han disminuido mucho, los que han cambiado han sido tanto la sociedad como el partido.
    En definitiva, hay que reformar el sistema pero para que sea más justo con la sociedad y con cada comunidad en vez de provincias, y no para beneficiar a un partido u otro.

  5. Danie Rodríguez

    Todos los sistemas tienen sus ventajas y desventajas: unos favorece a las mayorías, otros a las minorías, etcétera. De modo que como dice el dicho tal vez simplemente sea el menos malo.

    El cambiar el sistema favoreciendo a las minorías no me parecería justo ¿Qué culpa tienen los dos grandes partidos de que los partidos minoritarios tengan cada vez menor representación? Lo que deben hacer los partidos minoritarios es fidelizar a sus votantes, ir creciendo poco a poco con programas y políticas interesantes creando una alternativa a lo que hay. Si cómo dice Roberto IU llegó a tener 21 diputados y hoy dos no es culpa del sistema de votación, es culpa del propio partido.

    Tambien opino, que él no votar a un partido que no representa tus pensamientos e ideales por pensar que ese voto va a ser un voto inútil, y luego votar a otro partido que no es tan acorde a ti como tú primera opción, por sentir tu voto útil me parece un poco triste.

    Daniel Rodríguez Gómez.

  6. Creo que aunque sea minoría si se corresponde con tus ideales has de votar, ya que luego los dos grandes harán acuerdos con esas minorías para ganar votoso, y esas minorías representan a personas aunque minoritarías en cantidad pero con necesidades distintas a los dos grandes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s