Sistema electoral español

El sistema electoral español está pensado para favorecer una estabilidad política basada en la creación de mayorías, lo cual se traduce en la desigualdad del juego democrático: unos pocos partidos tienen casi asegurada la victoria y todos los demás (minoritarios, con pocos recursos, etc) tienen una dificultad añadida casi insalvable y cimentada en el propio modelo electoral.

La combinación del sistema de la Ley D’Hondt con las circunscripciones pequeñas ha conseguido resultados como estos de las dos últimas elecciones:

–          Elecciones de 2004: Izquierda Unida, con 1.284.081 votos obtiene tan solo 5 escaños. Es decir, el tercer partido con más votos no es el tercero con más escaños, sino el sexto (detrás de PSOE, PP, Convergència i Unió, Esquerra Republicana de Catalunya y PNV).

–          Elecciones de 2008: Izquierda Unida obtiene 969.871 votos y 2 escaños en el Congreso, de nuevo es el tercero más votado pero se queda el sexto el escaños (después de PSOE, PP, Convergència i Unió, PNV y Esquerra Republicana de Catalunya).

Con estos dos ejemplos queda bastante claro, ¿podemos decir que 1.284.081 votos corresponden a 5 escaños (Izquierda Unida), teniendo en cuenta que 835.471 votos corresponden a 10 escaños (Convergència i Unió)? ¿Qué tiene de proporcional el sistema? En mi opinión nada.

Este sistema reprime al ciudadano, que se ve sometido a optar el voto útil. Esto es no votar al partido que realmente apoyas, sino al que crees que tiene posibilidades de ganar más cercano a tu ideología. Así, el propio sistema democrático español añade una piedra más al camino de los partidos minoritarios.

Es verdad que nuestro país ha salido de una dictadura de cuarenta años de duración y que durante la transición se instauró este sistema para intentar asegurar una estabilidad política democrática más resistente, pero hoy ya no hay excusa. El sistema electoral es injusto y ya no es necesario, ya no hay motivos suficientes para justificar la protección de la estabilidad por encima de la justicia y la igualdad en el juego político.

En mi opinión, lo más urgente es el tamaño de las circunscripciones, que provoca los resultados descritos (elecciones de 2004 y 2008) en los que un partido con más votos a nivel nacional tiene menos escaños que otros que han conseguido más votos en ciertas circunscripciones, votos que les han asegurado x número de escaños.

Creo que un sistema electoral democrático debe proteger y reflejar la voluntad de sus votantes por encima de todo, especialmente por encima de la defensa de una presunta estabilidad política basada en la creación de mayorías.

Fdo: María Lamarti Elvira

2 Respuestas a “Sistema electoral español

  1. Creo que es una aportación bastante esclarecedora e interesante; como venimos comentando, quizás el problema sea el tema de las circunscripciones; las desigualdades de la población en el territorio español hacen que el planteamiento de esta ley quede bastante desguarnecido y sobre todo, algo injusto.
    Pero quiero decir que injusto sería solo eso, pero el sistema no es malo ni deficiente, y lo que es el sistema en bruto, en su totalidad, ni mucho menos es injusto, simplemente favorece las mayorías.
    Pienso que no es correcto cuando dices que el sistema “pone una piedra más en el camino de los partidos minoritarios”, o como dices al principio, “desigualdad del juego democrático”: todos los partidos tienen las mismas posibilidades al presentarse, y el sistema no es el que vota, sino votamos todos nosotros, y los votos se traducen en escaños, por tanto, el mayor problema para los partidos minoritarios está en su propia denominación en la sociedad: son “minoritarios”. Es como decir que la gente hace mal en no votar a otros partidos que no sean los 2 principales. En todo caso es culpa de la gente que no vota que no estén ahí, y no del sistema; otra cuestión es que debiesen pudieran o debiesen estar más representados, pero la democracia implica igualdad de oportunidades, que no debe ser negada.

  2. Estoy de acuerdo contigo. Hasta que no se cambie el sistema electoral no habrá una representació justa. Los partidos minoritarios continuarán sin tomar partido en el Gobierno. Las personas que votantes de estos partidos no se ven representados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s