Sistema electoral en España

El sistema electoral español está basado en la Ley D’Hondt que nos permite conocer, a través del número de votos, los escaños correspondientes a cada partido. Pero este reparto de escaños es muy poco proporcional, eliminando, de entrada, al partido que no supera el 3% de los votos. Esto es algo bastante antidemocrático desde mi punto de vista, ya que ese mínimo no debería existir. A esos partidos se les deberían dar las mismas oportunidades que aquellos que sí superan ese 3%.
Otro problema creo que es el hecho de que la circunscripción electoral para elegir a nuestros representantes es a nivel provincial. Esto perjudica de nuevo a las minorías ya que sus votantes no se encuentran concentrados geográficamente, sino que están dispersos.

 Otro aspecto negativo que presenta nuestro sistema electoral es el hecho de que votamos una lista cerrada. Es decir, cada partido presenta una lista con sus candidatos por orden de preferencia, por lo que no votamos a una persona, sino a una lista de personas.

 Si sumamos todo esto dará lugar al problema que ya todos conocemos, y es que a través de este sistema se favorecen a los partidos mayoritarios (PSOE y PP en España), ocurriendo lo contrario con los partidos minoritarios.  

Creo que es necesario que el sistema cambie, ya que si vivimos en un país democrático lo justo es que se tratase a todos por igual. Esto mismo es lo que a este método le falla, ya que a través de él favorecemos el bipartidismo y nos olvidamos del resto de partidos políticos que por mucho esfuerzo e interés que pongan no consiguen nada.

Esto creo que también ha provocado un conformismo por parte de los españoles, es decir, si los dos partidos “más fuertes” son el PSOE y el PP, seguiremos votándolos a ellos a pesar de la existencia de otros partidos. Por ejemplo, si a mi me gusta IU pero sé que no va a ganar unas elecciones, pues voto al PSOE (que tiene más muchas más opciones). Aunque no sea el partido que me gusta exactamente, guardan cierta relación y, de esta manera, elimino al contrario (siendo en este caso el PP).

Lo apropiado sería, realmente, valorar al partido que mejor programa presente y que realmente llegue a cumplir ese programa. Pero sólo podemos hablar de la actuación de los dos partidos mencionados anteriormente (PSOE y PP).

 Lo difícil es buscar la solución más adecuada, como hacer que este sistema cambie, de que manera conseguir que esas minorías accedan a las mismas oportunidades.

Una solución podría ser el votar una lista abierta, ya que en ella (a pesar de que nuevamente el partido presenta su lista de candidatos) sí podemos votar a una persona en concreto. También estoy de acuerdo con lo que proponían algunos compañeros, el hecho de que la circunscripción sea a nivel autonómico y no a nivel provincial y de esta forma obtener una mayor cantidad de partidos políticos representados.

María José Martínez García

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s