Sistema electoral español

Para empezar se ha de aclarar, por si no quedó ya suficientemente subrayado, que la dinámica que sigue el sistema electoral español no es otra que la determinada por el sistema D’Hondt.  Se caracterizada por una aparente proporcionalidad y una delimitación territorial.

A pesar de esto, este sistema tiene como consecuencia el bipartidismo político, desfavoreciendo a los partidos minoritarios.

Una de las consecuencias d este bipartidismo con respecto a los partidos minoritarios es que los votantes se lo replanteen antes de votar a estos grupos poco favorecidos por el sistema ya que si voto no implicaría gran cambio en los resultados, con lo que los grandes partidos cobran aun más fuerza si cabe, estaríamos hablando de lo que se conoce como voto útil. Esta desproporción se debe además de a la ley D’Hondt, que regula el sistema, al uso de la provincia como circunscripción.

Otro de los fallos a mi parecer que presenta el sistema es el hecho de votar a un presidente y no a cada miembro del gobierno como es el caso de E.E.U.U.  ,  donde se pueden decidir los representantes de la nación.

Inés Faguás

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s