La época del timo 2.0

El pasado jueves 27 de mayo surgió un debate interesantísimo en clase entorno a la figura de Iñaki Gabilondo como lider de opinión en su sección del informativo nocturno de Cuatro “La opinión de Iñaki”. Se dijo, entre otras cosas, que era un paso más en el camino que se iba formando de meter cada vez más opinión y manipulación en los espacios informativos.

Pero quizás, y viendo el asunto desde otra perspectiva, sea un ejercicio de honestidad el acotar tal opinión en una sección llamada “La opinión de Iñaki”. Quizás sea un ejercicio de honestidad el darla con ese aire tan exaltado y con ese olorcillo a columna de contraportada de periódico.

Esta honestidad me recuerda a la honestidad brutal ( como decía Andrés Calamaro) que mostraba el régimen autoritario de 1984 cuando recordaba constantemente que  el gran hermano te estaba vigilando. Y aunque pueda parecer contradictorio o absurdo el hecho de agradecer la franqueza con la que nos recuerdan que nos vigilan o que nos controlan, quizás sea porque tenemos los conceptos del revés.

Las pulseras de Silicona que mejoran la flexibilidad  y la fuerza, los concursos de la tele y la teletienda,  los virus de los PC que fabrica Norton, las vacunas de la gripe A,los estudios médicos sobre las bondades de la cerveza pagados por las propias cervezeras, las ayudas a los bancos, los propios bancos en sí, las mafias de las corporaciones y especialemente de las farmacéuticas… son timos que todos conocemos y que nos resultan normales.

El mundo se ha convertido en un sitio extraño. El hombre es un ser social, y por naturaleza  interactúa con su entorno; que es su pueblo o su ciudad o su barrio. Pero, aunque nos hayan vendido la moto de que  vivimos en un mundo globalizado y que somos ciudadanos de la aldea global, lo único que yo conozco del mundo; ya sea de China, de las Antípodas, de Cuba o incluso de mi propio gobierno; es decir, todo lo que conozco al margen de donde yo realmente interactúo, lo conozco ( o más bien dezconozco) por los medios de comunicación.

Son los que realmente construyen nuestra imágen del mundo y, por consiguiente, de nuestro conocimiento. Si bien no nos dicen que creer, nos dan los ingredientes en las cantidades idóneas para llegar a la receta que ellos realmente desean, nos dicen hacia donde mirar, que es casi peor.

Y no tienen el detalle de avisar, porque es bien sabido por todos, es el timo 2.o, el que se realiza delante de tus narices sabiendo uno de antemano el resultado.

Diciendo esto parezco un anarquista, o un punker, o un loco; aunque el acto de mayor cordura que podría hacer hoy día un ser humano es ir a la mansión del señor D Emilio Botín y cantarle, guitarra en mano, el “Devuélveme la pasta que me debes” de Los Planetas. Pero eso sería demasiada justicia poética para el mundo 2.o.

Alejandro Cobos Ordóñez

2 Respuestas a “La época del timo 2.0

  1. Desde mi punto de vista el que Iñaki Gabilondo tenga el programa “La opinión de Iñaki” no hace mal a nadie, pues no es lo mismo que te digan que un periodista va a dar su visión del asunto a que te la de sin avisarte y creas que esa el la real. Pero no pienso que sea un signo de honestidad por parte del medio, porque, igualmente, te van a seguir contando las noticias como ellos quieran; simplemente es un programa más que verán los seguidores del señor Gabilondo, que serán bastantes para que le hayan dado un programa a él solo. Así que no creo que debamos pensar que la honestidad es parte de la creación de un programa, porque dudo que eso exista, además, del interés económico y político.

  2. Como dije en clase respecto a este tema, creo que tiene su lado positivo el hecho de que un presentador se atreva a ofrecer su opinión (que, al fin y al cabo, representa la ideología que vende esta cadena de televisión). Y lo creo porque me parece más honesto decirle al espectador ”oye, nosotros pensamos así, y ahora te vamos a dar las noticias desde nuestro punto de vista” que lo que se hace generalmente, que es manipular el contenido y su presentación de forma deliberada y sin avisar al público.

    Y es que, como también se comentó en clase, la gran mayoría de la población no está educada en el consumo de medios de comunicación. En ese sentido, me parece bien que se de un ”aviso” así, que sirve para que el espectador sepa por donde van los tiros antes de recibir las noticias.

    En fín, no sé si me he explicado bien, pero quiero decir que creo por encima de todo que es necesaria un poco más de honestidad en los medios, y un poco menos de ese ”aprovecharse” del analfabetismo (en el consumo de medios de comunicación) del público.

    Fdo: María Lamarti

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s