EL MARCO DE LA PIRATERÍA EN ANTENA 3

http://www.youtube.com/watch?v=l_kV3hexe2Y

En este vídeo podemos ver un reportaje ‘‘informativo’’ de la cadena de televisión ANTENA TRES en el que se muestra una forma de piratería, su funcionamiento y su penalización legal (ya que es ilegal grabar películas de las salas de cine).

Está claro que este tema lleva siendo objeto de tematización de los medios de comunicación españoles desde hace varios años. Y los medios siempre ofrecen una imagen muy negativa de la piratería en todos sus sentidos y formas, y este vídeo es un claro ejemplo de ello, ya que no solo existe esa pirateria, y no tiene por qué entenderse como algo tan negativo como nos lo pinta aquí A3.

De esta manera se establece la agenda pública (teoría de la agenda-setting), los medios nos dicen sobre qué pensar, sobre qué discutir, etc, nos dicen lo que es ”importante”. Un paso más serían las intenciones de ‘‘cultivo’’ de esa agenda, es decir, cuando los medios ya no solo nos dicen sobre qué pensar sino cómo pensar.

En esa tematización con intenciones de influencia se basa la teoría del cultivo. En este caso, los medios lanzan constantemente información sobre la piratería que aseguran hechos como que España es el segundo país de Europa con más descargas por Internet o como que la piratería a través de Internet está causando la quiebra de la industria musical. Estadísticas y porcentajes que convencen al público, pero que no necesariamente reflejan la realidad. Y todo ello acompañado, por supuesto, de la moralidad mediática que nos dice que la piratería ‘‘está mal’’ (desde la propia palabra que emplean para designarla: ‘’piratería’’).

Respecto a los principios propagandísticos de Goebbles, en este vídeo tenemos algunos de ellos presentes:

–          Principio de simplificación y del enemigo único:

En este vídeo vemos a un joven (ya tenemos al culpable del problema gravísimo de la piratería: los jóvenes, esos que saben usar la tecnología y que ‘‘no respetan nada’’) que explica cómo grababa las películas del cine y las subía a Internet para ofrecerlas a otros internautas y ganar dinero a través de la publicidad de las páginas web que enlazaban con esas películas.

            Con ello, se simplifica toda la problemática de la piratería en un solo hecho con un solo culpable: jóvenes que roban películas del cine y ganan dinero colgándolas en Internet. Y a eso se le llama piratería. Pero piratería no solo es eso, lo que no nos dicen es que estas tecnologías también permiten compartir cultura de manera gratuita o que crean una oportunidad para los autores desconocidos de que todo el mundo pueda acceder a su obra, por ejemplo.

–          Principio de la exageración y desfiguración

El propio nombre de ‘‘piratería’’ supone una desfiguración de lo que representa, ya que es comparar a los ciudadanos que descargan películas con aquellos delincuentes que, en otras épocas, asaltaban los barcos, asesinaban, etc. Es una manera de convertir una actividad en un delito automáticamente a través de la simple palabra que designa esa actividad.

            Otra forma de exageración y desfiguración es la afirmación de que ‘’la actividad ilegal de estas páginas le ha ocasionado a la industria del cine unas pérdidas de más de 1000 millones de euros, una herida difícil de curar’’. Así, nos muestran que esta piratería es un grave problema que está afectando muy negativamente a la cultura, dando por hecho dos aspectos que no son verdad y que no pueden afirmarse tan alegremente. El primero es culpar exclusivamente a la piratería de las pérdidas de la industria cinematográfica y el segundo es el de tacharlo de delito. En muchos casos, las páginas que incluyen publicidad y ofrecen acceso a películas online o a descargas se lucran, pero no son las encargadas de subir las películas a Internet, sino que solamente ofrecen el enlace a otro lugar donde otros usuarios las han colocado para compartirlas. En este sentido, esas páginas no cometen un delito, porque se lucran a través de la publicidad de la página gracias a los usuarios que acceden a ella, pero no ofrecen directamente las copias de las películas. Con lo cual, cuando se habla en el vídeo de ‘’delito’’, debería especificarse cuál es el caso.

–          Principio de la verosimilitud

Consiste en construir argumentos a partir de fuentes diversas, y en este caso se emplea la alta credibilidad que tienen las estadísticas: ‘‘casi el 40% de las descargas que se hacen en España provienen de estas webs’’ (no entraré en si este dato es cierto o no, pero la verdad es que no existen sistemas fiables para medir las descargas).

            Además de las estadísticas, se acude a otra fuente que puede resultar muy fiable: la opinión de lo que parece un experto, es decir, un hombre trajeado en un despacho que opina sobre el tema pero del que no se nos dice nombre ni profesión, ni nada. Este señor dice incluso que la única finalidad de los piratas es lucrarse, lo cual no es verdad.

–          Principio de renovación

Consiste en emitir constantemente información y argumentos nuevos a un ritmo rápido que mantenga al espectador pendiente de lo que va recibiendo cada vez, sin tiempo de reaccionar prácticamente. En este caso, se sigue este principio al insertar a gran velocidad imágenes sobre la acción de los ‘‘piratas de cine’’, a continuación declaraciones de uno de ellos, después declaraciones de otra persona, más imágenes de las páginas web,  datos estadísticos, etc.

Fdo.: María Lamarti Elvira

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s