11-M, El Mundo y ETA

Voy a comentar la famosa polémica que ha mantenido durante mucho tiempo el diario El Mundo en torno al atentado sufrido en Madrid el 11-M por parte de un grupo islámico. Lo cual pareció haberse convertido en una cruzada personal de Pedro J. Ramírez. Es sabido que El Mundo ha sido un fiel abanderado de lo que en su día defendió el Partido Popular, sobre todo a través de Acebes, de la autoría de los hechos. El cual la vinculaban a ETA desde un primero momento a pesar que los datos analizados no lo corroboraban.  Esta defensa que lógicamente no es casual a la defensa que hace el PP sobre el asunto, ha llegado a ser descrita como “la teoría de la conspiración” la cual deslegitimiza a quienes no comparten esta teoría. Todo al fin y al cabo por el hecho de que el PP no quiso reconocer la verdad porque el precio era perder las elecciones, como igualmente fue. Y como suele ser habitual la bandera de este partido volvió y  sigue siendo el diario El Mundo.

Desde luego esto engloba la teoría de la agenda, porque por todos es sabido la repercusión no sólo que tuvo esta postura -ya más que demostrada por la justicia que fallida- en su momento, sino que aun a día de hoy este diario sigue encabezonado en no rectificar. Esto supuso una gran cantidad de noticias e información en el diario en relación con el tema que incluso se tomó la modestia de resucitar el asunto el pasado año 2009 mediante la edición de un nuevo capítulo de la famosa “teoría de la conspiración”.

Esto nos lleva a la teoría de la dependencia de los medios, que sin duda en este caso ha estado más presente que nunca como una herramienta que el Partido Popular intentó usar, a través de la mentira, para mostrar a la población algo muy diferente de lo que realmente había sucedido. Desde luego no es suficiente dar una rueda de prensa, los medio de comunicación son mucho más creíbles y no ajeno a ello el PP decidió usar una de sus herramientas más poderosas.

En cuanto a la teoría del marco podemos relacionar dos hechos muy unidos entre sí. Por un lado encontramos el acto de terrorismo cuya autoría como hemos comentado ha sido defendida por El Mundo en función de la teoría expuesta por el partido gobernante en ese momento. Pero rápidamente esto se relaciona con la pugna entre los dos partidos. Todos sabemos cuál fue la posición del PSOE en cuanto a la invasión de Iraq, y que este hecho (aunque más tarde se demostrase que estaba planificado con anterioridad a la invasión) suponía en ese momento el “castigo” a la población española por tal acto. Lo cual lógicamente haría caer al PP del gobierno, como a pesar de su versión, finalmente pasó.

Y sobre la teoría del cultivo no hay mucho que decir porque como se dice el medio es el mensaje y como se pudo observar los grandes defensores de ésta teoría siempre han sido los lectores de el diario El Mundo, ello no implica que todos los lectores secunden esta opinión pero es más probable que lo hagan éstos antes que los de otros diarios como El País.

Algunos de los 11 principios de propaganda en cuanto a la difusión de la autoría del 11-M por parte de El Mundo:

Principio del enemigo único: Está claro que el único enemigo descartando los demás fue desde el principio ETA.

Principio de método de transposición: A pesar de que la culpa de un atentado por parte de un grupo islámico podía entenderse como un error del Partido Popular, este se empeñó en culpa a ETA de lo sucedido.

Principio de orquestación: Se repitieron constantemente una serie de datos que culpabilizaban a ETA de la autoría del atentado.

Principio de renovación: A pesar de que han pasado años de lo ocurrido se continúan lazando hasta hace bien poco, como comentábamos anteriormente, en el que se aporta una nueva información en la que se desvela (sea cierto o no) que en el 11-M explotó titadyn. Esto reabre la polémica y además cumple con la pesquisa de aportar nuevas informaciones.

Principio de silenciación: Desde luego el diario El Mundo no publicó o por lo menos no se les dio la cobertura debida a las informaciones contrarias a la postura mantenida por el diario.

Principio de transfusión: La teoría mantenida por el diario se apoya muy bien gracias al odio existente en España contra la organización terrorista ETA.

Alejandro Plaza Galofré (SÉNECA)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s