banca pública o mi dinero de vuelta

Artículo publicado en elplural.com
A lo largo de la historia, el poder siempre ha utilizado ideas falsas e interesadas para construir artificialmente la consciencia social sobre lo que nos rodea. Uno de estos mantras contemporáneos es aquel que nos adormece bajo el lema de que la gestión privada siempre es mejor que la gestión pública. Nada más lejos de la realidad.

Si nos fijamos, todas las grandes crisis que hemos vivido en los últimos 400 años (desde la burbuja de los Tulipanes en Holanda, hasta la actual crisis del 2008) han derivado de un espejismo económico alentado por la especulación y por un descontrol de las cuentas en el sector privado. Y es precisamente el sector público el que ha salvado, en estos casos, las espaldas al sector privado. Por ello, si hacemos un análisis honesto de la historia económica, esa creencia sobre la eficiencia del sector privado, por el mero hecho de serlo, cae por sí sola.

Incluso a día de hoy, con el saqueo que hemos sufrido como país, todavía ha quedado dinero público (robado al futuro de nuestro hijos y a nuestra salud) para meterlo en Bankia (ese nombre chulo para el fracasado experimento bancario del Partido Popular, que está infectado hasta las cejas de inmuebles devaluados).

Está claro que el dinero que han usurpado estos granujas a la Educación y a la Sanidad, lo van a meter, sí o sí, en Bankia. Para esconder sus bajezas, han disfrazado este crimen con el sustantivo de nacionalización. Hacer partícipe a toda una sociedad de las pérdidas del sistema económico y sólo a sus amigos millonarios de las ganancias, no se llama nacionalización señor Rajoy, se llama traición.

Por tanto, vamos a tomarle la palabra señor Rajoy. Vamos a nacionalizar de verdad Bankia. Nada de venderla de nuevo cuando esté saneada y dé beneficios. Si usted nacionaliza las pérdidas, hay que apechugar y nacionalizar también los beneficios. A partir de ahora, vamos a reconstruir el sistema bancario público español. Vamos a convertir a Bankia en un banco cercano al ciudadano. Un banco que conceda hipotecas a las rentas bajas y a bajo tipo de interés, un banco que confíe en los proyectos emprendedores de nuestros jóvenes, un banco cuyos beneficios se vayan a utilizar para construir más escuelas y hospitales.

O Bankia se hace pública de verdad o ya me estáis devolviendo el dinero que me habéis robado de la cartera con intereses incluidos. Que no somos tontos señor Rajoy.

Alfonso Cortés González es vicedecano de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Málaga y profesor de Comunicación de las Instituciones Públicas www.alfonsocortes.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s